Entradas

CIUDAD NUEVA DE CAZADORES DE LUNAS

Imagen
    Nueva ciudad una metrópoli que es un laberinto de calles donde siempre hay una puerta abierta y la puerta es una curiosidad de vidrio donde no hay alarmas ni miedos allí se levanta el Partenón de Minerva puerta hasta el cielo de vuelta encuentra éste Ulises a Penélope esperando en la ventana.   (Una capital ya conocida es una cárcel. Es un presidio a veces una fisura a veces un ahogo a veces un crimen sin salida una vieja ciudad es un punto ciego).   Aquí en cambio la luna es una estrella un cometa es un libro Ulises recuerda su litro de Cabro (esas medidas de capacidad) Penélope lo empapa en el pasaje Enríquez con su beso a la intemperie. ¿Saben algo? Dejemos claro que no soy conocido pero entiendo el hielo por su transparencia el punto final con signos de interrogación.   Alguien duerme sobre la pérgola es el ángel de la violencia transparente una niña quemada por el frío que ronda un vendedor de milagros el fagot de

CUENTO DE AÑO NUEVO

Imagen
  He contado esta historia miles de veces. La primera parte es cierta, la conclusión es imaginaria. Se trata de una noche de domingo que caminaba sin rumbo por la séptima avenida y doce calle a las dos de la madrugada. La calle tendría un halo de soledad infinita y fría. Era de madrugada. Ni un alma por ningún lado. De pronto da vuelta un extranjero en la esquina, y sin protocolo me extiende la mano y recibo un wooper de Burger King. Lo demás es inventado. Cuento que regreso y le pregunto por la soda; él se detiene y saca de su bolso un billete que yo acepto pensando que es un billete de a cinco quetzales. Pero no, era uno de veinte dólares. Es curioso el efecto que causa al hacer el respectivo cambio a quetzales. Esas cosas que uno exagera para hacer interesante una historia simple. Quizás como ésta, un milagro, alguien haciendo una buena obra del día a un hermano trasnochado. De qué país era, ni idea.    

RAYUELEANDO

Imagen
  A Yohanna Miner ,  mi antro*-pologa favorita.   Se venció la noche tratando de juntar a nuestra boca un buen vino allí sentada como una emperatriz la vi y me recordó algo brillante que seguro conocí en otra vida felina -de las 9, una feliz-. Me hablaste de los espíritus bonaerenses y porteños que nos hicieron sentir dos ecos de Cortázar a Alfonsina. Una copa de Orujo arrullado por historias un poco de noche extranjera se nos volvió una hermana abuela de sangre aro de sueño mitologías urbanas que jugaban a la rayuela hasta llegar al cielo.   ii Luminosa grieta de vigilia te cambie el nombre como a un sello y los nimbos de ese cielo fueron una boca que se convirtió en un final que no termina nunca o en un comienzo de té Lipton antes de la cena un recuerdo de puertas abiertas un destino camarada como los bigotes de Ramona.   iii Noche eterna imaginaria terrenal hay lugares donde no existen los nombres propios y las palabras p

Post Semanal de blog.

Imagen
      Terminado, el libro empieza. La luz se dobla en esta ciudad de claroscuros mi corazón no llora incluso al ver la cadencia de la tarde y esa muchacha tirada a la puerta de la casa sobre la banqueta de sus sueños ebrios ya son de hielo y coca cola no hay sombra en esa ciudad de adobes y mientras todos buscan las pestañas hay un niño con cuatro naranjas jugando ya a ser un hombre. Todo esto sucede hoy Y muchas cosas más que no sabemos una deuda pagada con sangre una bala gratis un par de ases solos y lejos del premio una madre que levita y ve arcángeles un travesti que tiene más clientes en el parque que una de ellas con minifalda y vagina pueda que asombre a la sociedad vigilante y de todas formas siempre es el momento para entender asegurarse sobre todo pueda ser que en el infierno hayan más tontos que pecadores.   Oliveros Lester.

MUCHO ANTES QUE AHORA

Imagen
  A Jessika (cuidadora de carros de la Iglesia Merced)   Hijo, espero que estés allí oyendo desde el mundo que yo sola tuve que luchar con la vida de contendiente. No es nada fácil hacerse una máscara para que se asustaran todas las sombras desde el miedo.   Queda un poco de dolor pero ya todo está más que superado aunque a veces detenga un huracán con mis manos desnudas viendo aún tus menudos sueños como posibles, ante todo.   Serás un héroe de estos días duros y la vida para vos será un poco más paciente y tendrás mayor fuerza cuando oigas a lo lejos esta plegaria que de mi a Dios elevo al punto que no dudo siquiera que me escucha y que pronto abogará por ti y a mí me ofrecerá su mano, y habitare bajo sus alas para siempre con la certeza de que hice lo que pude con todas las fuerzas para que fueras ese niño precioso que iba de la mano de su madre un día como hoy pero antes mucho antes que ahora.

Happy Birthday to jour

Imagen
Lo que te falta está a tu lado no cierres la mano a la moneda y el dado. Un truco de magia no es suficiente para sobrevivirse eres tu la llaga y la cura el alma todavía se ahoga en la nada pero el rostro en lo lógica esa olvidada línea que te forma no solo la recuerda el cielo sino el sonido único al llegar al mundo un rugido urbano que rompe una ventana o sopla una vela la primera. Dos o tres pasos ya es correr cuando imaginas en reversa.

EL CONFINAMIENTO DE LOS PARQUES

Imagen
A Estuardo Prado. Luego ya no vi bambúes ni abetos. Tendido en tierra, fui envuelto por un denso silencio. Ryunosuke Akutagawa, En el bosque. La soledad se plantó desde la madrugada del toque de queda. La lluvia cayó al medio día, pero tan violentamente que arrojó sobre el mundo una corazonada de tragedias. El viejo filósofo llegó con algo de pan y una botella de vino tinto a la mitad. Luego se refugió con nosotros en el bodegón del basurero del Mercado Colón. A pesar de la hedentina no se quejó y hasta parecía reconocer que nunca había estado dentro de algo tan intestinal y extravagante. El sudor le bañaba la frente y lo único que pidió fue un buen trago de alcohol puro. El vertedero ya estaba vacío; por la mañana, un camión moderno de esos que comprimen la basura, se había llevado todo los residuos. Además nos reímos cuando contaban que al Lobo se lo llevó dormido el camión de la basura y solo despertó hasta que un tractor lo dejó caer de un somatón en el relleno sanitario de la zona