viernes, 30 de noviembre de 2018

Edom





Tus manos cordilleras
tus pechos vitales
como la primera letra
de un abecedario astral.
En cuanto a mi edad
siglos largos de nombres largos.
Sin agujas de relojes hundidos
deshechas como olivas templadas
la frase final es una telenovela.

He vivido un sueño
desde que nací
en los pies me pesan tus penas
tus calles como palabras
de un diccionario increado.
Tu falta de materia
mamífero infértil
mujer sin calcio ni mosto.
Amor espacial
de sangre interracial.  

No hay comentarios: