LA OVEJA VERDE

Se cuenta que en un lugar a donde el viento sobaba la contrariedad con inusitada excitación boreal. Nació en un bosque una oveja verde. Muchos se asustaron de tal deformidad en la natura. La oveja verde no encajaba con las blancas que eran el símbolo de la albura y santidad, ni con las negras que eran el símbolo de la rebeldía en aquellas tierras de viento y fuego. Así que la ovejita verde fue creciendo tan sola que se extraviaba en los senderos, donde de ninguna forma era vista ya que era verde como el hortal. Hasta que, sin hacerles simbólico ni el final, ni el color, llegó un gran comerciante, un grandioso creador de marcas y anuncios, que enseguida la volvió un logotipo de una campaña ecológica. Hasta entonces ganó popularidad y fue aceptada por las ovejas, tanto de blancas como de negras.
-

Comentarios

Entradas populares