SIMULACIóN DE UN HIMEN CóSMICO


Entonces cuando todo al fin se vuelve insoportable, 
cuando el mundo y el veneno dan dolor, 
todavía sigue allí tu buena estrella, 
buena estrella para todos, para vos.
Fito Páez


Hemos conquistado la cima: somos el ahora. La quinta esencia del instante. Alegrense los que reconozcan en la luz el fuego de la vida. Somos el presente, sientan el viento, en cualquier lugar del mundo hemos nacido, pero solo somos un brizna de un presente eterno, intermitente, volátil y genuino. Oro de eras incandecentes, polvo de estrellas pulverizadas a travez del espacio y en las órbitas del cosmos hemos resuelto en seres que hablan. Somos guerreros intemporales, híbridos entre elementos visibles y esenciales presencias transparentes. Los ojos abundan en memoria pero el día explota en un todo permanente. Estamos hechos de palabras que se disuelven y se concretan, vamos en vuelo hacía el himen del mañana. Rompemos como olas. Llegamos como un grito. Salimos del mundo enredados en el azar y la suerte. El abrazo y el beso que dimos ayer, permanece siempre. Luz es la memoria, luz es el mañana. Una jauria de oscuridades persiguen siempre la iniciativa del pensamiento, pero ante la voluntad que es hilo contra el lienzo, la mano, el lápiz y los pixeles resuelven a color esta mañana de un cielo azul y un paraiso de matices. Somos el esperma volátil que viaja hasta los bordes del cosmos. El llanto y la risa, el perdón, los simulacros, el drama, la novela, los continentes y las migraciones, la poesía que revela lo secreto, somos el juego y el gozo, la infancia suprema del ahora. Estoy escribiendo un libro hermético (sólo para mi mismo) que solo veré luego de muchos años luz.

Pintura del artista: Leonardo Nierman.
-

Comentarios

Entradas populares