PARABOLA DE LA LLECA




El único dios es el del espejo. 
Anton Szandor LaVey


-
Te pueden agarrar cagando
y no ser voz el el lillero
se pone uno hasta la verga

es de ahuevo
andar con los cachirolas
de allá y por aquí
salieron de alli en una pintura de
Guatemala
no

los pinturas eran ellos
dándole a los motoristas
compartiendo un desahogo al aburrimiento
a los taxistas
el cuervo de la noche
en tu hotel con la sellada
yo no soy ningun
paranoico
pero oigo que tocan

y recojo piedritas
y el cuervo compra
otra y me asegura
que nunca más.
Lester Oliveros.

Comentarios