lunes, 22 de agosto de 2016

CADA CABEZA ES UN MUNDO





Estamos hechos de la substancia de cada elemento.
El hombre almohada.
La mujer de Luna.
La niña niebla.
El niño tren.
La mujer sábana y a veces cortina.
El niño tren.
El viejo: un niño de juguete y carrusel.
La niña Venus constelada.
El hombre almohada y a veces soldadito de plomo.
La niña niebla y a veces lluvia.
El niño tren y a veces, veloz, astro o meteorito.
La señora que sale al mercado: arcoíris y canasta de mimbre.
El niño que juega cincos: casa con ventanas.
La niña que va creciendo: arboleda, rosal, espuma.
La mujer que llega a cierta edad: microscópica lágrima, sonrisa interior, luz tenue.
La gente, la multitud: osa mayor, Orión, Casiopea.
La aglomeración de estrellas: la plaza central.
El niño tren: hace con legos sus mundos.
El universo: tú que lees y repiensas.
Cada cabeza es un mundo:
una neurona que se cree espermatozoide.  


-
Imagen: Alvaro Sanchez.

No hay comentarios: