Entrega del libro
El Perro en Llamas.


Sala, tras bastidores, música rock. En la entrada veo al maestro Francisco Morales Santos con su sencillez a los costados, protegiéndolo. Lo saludo y me refugio en un asiento de en medio.
Yo no conocía muy bien a Javier Payeras, y sólo lo había visto de lejos en la entrega del libro de Julio Calvo. Pero ahora estaba frente a todos comentando el libro tremendo de Byron Quiñones. Me pareció un tipo endiabladamente informal, con esa informalidad genial que tienen algunos para parecer menos preocupados por la vida. Y me reí mucho ante sus afirmaciones sarcásticas. Pero hasta el momento en que Francisco Morales Santos llamo a Byron Quiñones, no sabia quién era. Salió de un rincón vestido de negro, con su cabeza rapada, y su mirada saturnal de sacerdote nocturno. No paraba de reír con satisfacción al lado de dos grandes figuras del Ministerio de Cultura, y al final indagó si no había preguntas. Alguien le pidió un autógrafo. Otro preguntó algo sobre la droga que consumen algunos personajes del libro, otro pregunto algo más formal y Byron se extendió contándonos mucho sobre la fabricación de su novela, y fueron consejos sobre el misterioso arte de la escritura, hasta que terminó contándonos que tenía en el tintero dos novelas más, y una de ellas hablaba de la escena rave con escenarios muy interesantes. Una mujer le pidió el micrófono y dio por terminado el evento.
Fui directamente hasta Byron y le pregunté si no había tenido alguna dificultad técnica. Me dijo que no, que la intuición le había salvado de bloqueos y que el libro casi se había escrito solo. Mas adelante le pregunté si le podía hacer tres preguntas y accedió en medio de las felicitaciones, fotos grupales y solicitudes, y esto fue lo que salió:

- ¿Qué es para voz la novela El Perro en Llamas?
- Retrato distorsionado pero a la vez real de este país.
- ¿Cómo lograste terminar la novela?
- La idea surgió en el año 2002, y era extensa y luego la fui depurando, corrigiendo, y como te decía guardando párrafos enteros que me gustaban pero que estaban de más en la novela.
- ¿Por qué una novela así, con esa temática, va dirigida a alguien en especial?
- Bueno, la temática viene de mis gustos personales, no fue que yo dijera: "voy a escribir esta temática y la voy a dirigir a X público", sino que, ante todo, busqué darme gusto a mí (que, en mi opinión, es lo más sano para cualquier disciplina del arte: complacerse uno primero, y si a los demás les gusta, ya es ganancia).

Guatemala 17/06/08
Teatro Nacional de Guatemala.

Comentarios

Entradas populares