EQUIVALENCIA AL PROGENITOR


 "...gracias a las enmiendas que surgen de esta confesión, y que
no puedo ni quiero extender hasta el detalle, se ha logrado, 
a mi parecer, algo tan próximo a la verdad, que podrá tranquilizarnos un poco a
los dos y hacernos más fáciles la vida y la muerte."

Franz Kafka/Carta al Padre.



Déjame que te cuente,
mis padres fueron los libros
de ellos me agarraba cuando me caí
muchas veces
muchas veces
pregúntale a Borges
o a un alemán que sabía de algoritmos,
Herman Hesse en esas ediciones rotas.
Víctor Hugo enseñándome a elegir la vida.
García Márquez o Vargas Llosa o Jorge Amado,
o Bocaccio o Almudena de Grandes, haciendo alarde
del gran sexo de esos años, de vitrina el mundo desnudo,
potente y frugal.


Eran esos años tan solos
en los que la televisión estuvo haciendo estragos.
Pero mis padres, esos libros objetos que yo
dejaba con manchas, ruedas de café y
algunas huellas sin sangre, son ahora como testigos
de este nuevo hombre aterrizado,
estas cicatrices que escriben el mantran
del perdón para siempre
de los nuevos cigarrillos y las futuras conquistas
de esos terribles territorios de la ausencia.

Comentarios

Entradas populares