EJERCICIO No.3



Cuantas veces han de robarnos la razón los sueños, por la llama y el desvelo, por tus labios andrógenos de niña silvestre, por tus sellos en los pechos y en los orificios dulces de tu tierna corteza sensible/ te hablan al oído las manos viejas, te hablan al oído las bocas secas, te hablan al oído los sueños piratas, te buscan, te hablan al oído los cristales rotos/ ahora mismo abres tus labios como pétalos dorados, ahora mismo abres tu rostro como puertas entornadas, ahora mismo abres tus piernas como ríos nacen mares, ahora mismo con los látigos de la lengua, ahora mismo con los sábados sagrados de la fiesta nueva, ahora mismo con las rodillas laceradas/ cuantas veces, niños somos, cuantas veces solos estamos, cuentas las palabras y parecen movedizas, pero cuantas veces repetimos los mismo errores, cuántas, por la vida y por la muerte, repetimos las mismas llagas/ por esta casa juro que soy transparente, por esta casa juro que no soy hijo de la mala suerte, por esta casa vivo ahora frente a tus atrios enfermos de venas grietas, por esta casa me desnudo y completo los ciclos de mi visión, por esta casa te prometo hoy/ por esta casa me llamo con este nombre que tu pronuncias, por esta casa te hago mía ahora y para siempre, por esta casa y por esta tierra grito bajo las piedras, y lamo el miedo, por esta casa y por tus manos líneas, por tus pies de mármol y tus intimas cuevas pardas, por tus brazos barcos y por tus ojos satélites, por tus manos, y por tus ojos, por esta casa por esta tierra, bajo las palabras, sobre el cielo, por ella y por vos, por las dos, por todas, por mí/ ahora mismo te entierro en mi pecho, te poseo lejana, ahora mismo te busco y te encierro, ahora mismo te beso y te encuentro sin violencia, ahora te abarco y te quito la blusa violeta, ahora mismo te quito las medias amarillas, te hago de color blanco mientras me pareces una niña subida en una estrella, te puedo llevar y traer con la imaginación del viento, con la destreza del mar, y tú te vienes// después de todo esta la nada, mi sirena, después de todo esta la nada, mi albatros rosado, después de todo esta la nada, mi delfín turquesa, después de todo esta la nada, mi hembra inocente, después de todo esta la nada, mi cielo desnuda, después de todo esta la nada, horizonte vertical y oscuro, después de todo esta la nada, estrella madura con semillas luceros, después de todo esta la nada/ su cabello, como negras raíces, su cabello, como silenciosas cofias sin dientes, su cabello, como cuchillas sin sangre, su cabello , como lentos crepúsculos rugiendo anarquía, su cabello, como Ángeles caídos, su cabello, como luciferes flotantes, sus cabellos, como mástiles al revés de la playa, su cabello, infinito como lo negro del cielo, su cabello, multitudinario como forestales cometas invisibles/ voy a fluir hacia los lados como un delta, voy a seguir tus ordenes, voy a dejarme ir, voy a saltar, voy a caminar con los ojos perdidos, voy a estirar mi mano hasta tocar el cielo, voy a caminar sin estirar el viento, voy a verte caer en la cama y gemir solita, nena, mi amor, te viento siento te calmo mar, soy como una pequeña pregunta infinita y grito mis respuestas erróneas, pero te amo con un silencio proscrito desde esta cárcel de piel y huesos, voy a caminar sólo para tí, sólo por que tú me mueves, voy repitiendo tus palabras en un dictado monólogo sin pensar en los posibles encuentros con el destino, te voy a pintar una nueva constelación con fugaces mundos alrededor de tu vagina, te voy a llevar en el pensamiento, horizontal, despierta, salvaje, con tu cajita de música y tus rosados sueños de princesa, te voy a liberar dentro, y vas a ser para mi como un regalo diario, horaria, calendarizada en cada poro hasta el fin de los números ciertos, es que te quiero infinita, es que te voy a llevar a donde empezó el camino, este sendero, y ahí, en ese lugar cero, voy a terminar sacándome las penas minerales y los resentimientos líquidos y lunares, y voy a vestirme de fiesta para llevarte por los confines eróticos de este celeste mundo infinitesimal donde las palabras sobran y comienza el mundo//

Lester Oliveros
Lectura 100Puertas.
Arte outsider: Ian Pyper

Comentarios

Mariano Cantoral ha dicho que…
QUÉ PUEDO DECIR. SALUDOS VOS.

Entradas populares