Año2009 D.C.

1.- Es posible que el aumento al salario mínimo ayude a muchos trabajadores de la agricultura. Pero no ha bajado la canasta básica, el pan o la gasolina aunque ya se han visto descensos en el mercado internacional. En otras palabras la calidad básica de vida es mínima, y habrá en Latinoamérica una falta de esperanza como se ha visto en estas navidades empobrecidas. A sumar a esto la crisis en los Estados Unidos, que si bien, en décadas pasadas habían levantado su economía convirtiendo a los países latinoamericanos en consumidores y victimas de sus campañas de publicidad y estilo de vida, en estos años su faro señaló hacía el Medio Oriente. Aún así, tomaron sus bolsas de dólares y se marcharon a fronteras menos arriesgadas como Costa Rica, Puerto Rico, o Panamá. Venezuela les puso el pie en donde más les dolió y potenció el desprecio a los Bush. Hugo Chávez, que si bien es un poco payaso, levanta con fanatismo al che y la bandera roja, y ha logrado influenciar en buena fe a los países de Bolivia, Brasil, Argentina y Chile. Cuba sigue su marcha solitaria como un gran navío fantasma. Raúl Castro podría perdonar al mundo y abrirse al diálogo y lograr que Estados Unidos retire el embargo y que se oiga más la rumba de Gloria Estefan en la isla hermosa de Celia Cruz. Guatemala también se abre camino económicamente, ojala que no sea a costa de la belleza natural, de sus montañas ricas en vegetación ni en sus ríos debilitados por la explotación minera e industrial.

2.- Europa ha consolidado su moneda. Fuera de profecías, es bueno que haya un aliado para Latinoamérica tan neutro como lo es el gobierno de Francia. Nicolas Sarkozy ayudo mucho en la liberación de la franco-colombiana Ingrid Betancourt y ya en otras ocasiones (lo sé por las notas de prensa de Gabriel García Márquez), Francoise Mitterrand fue de gran ayuda para la voces inaudibles en el desorden latinoamericano donde los gobiernos se creían los dueños absolutos y rendían honores a gobiernos extranjeros que nos ven como un grano de arena en la playa.

3.-Lo próximo para los latinoamericanos es volvernos un sólo bloque, y que ningún tratado de libre comercio mal negociado nos venga a romper la bolsa, ni nos deje lamiendo las migas. Ya somos un continente adulto, luego de 500 años de venir dándonos golpes contra los vidrios y espejos, tratando de encontrar una identidad clara que no tenemos pues somos el mestizaje más violento y romántico, el más abrupto y desalmado de la historia, pero también el único mestizaje que ha entramado una cultura tan bellamente enamorada de la eternidad y novedosa en todo, siempre renovada, inexplorada como el amazonas, virgen y caleidoscópica, Latinoamérica única, debe resurgir con orgullo entre los pueblos del mundo.

4.- Éste año 2009 no quiero ver noticias, no quiero saber cuantas mujeres han encontrado sin ropa, tiradas en terrenos baldíos; no quiero saber cuantos chóferes han matado, ni quiero enojarme porque la policía no encuentre jamás a los culpables, no puedo oír más sobre la gran vida de los Ministros ni de sus desfalcos, ni sobre la holgazanería de los señores del Congreso, ni que les sigan llamando los Padres de la Patria; no quiero caminar por las calles con temor, no quiero escribir a escondidas, no quiero leer sólo en los buses, no quiero perder la esperanza, no quiero creer que en cualquier momento una bala perdida me va a quitar ésta vida. Éste año quiero tener fe en lo que viene, dar la mano confiado, abrazar el esfuerzo, entregarme al estudio con verdadero sacrificio sin perder el tiempo, terminar algún escrito, terminar algún poema, completar una cara del puzzle, memorizarme la armonía, olvidar a los culpables y poder compartir con las victimas diarias y darles una sola palabra por lo menos al final de la conversación, buscar la paz, enamorarme, ver más las estrellas y buscar el arco iris en invierno, y salir lo más que pueda en verano hasta volverme a disfrutar la vida. Éste pequeño año de doce meses que aún no nacen, quiero entregarme hasta la muerte a un trabajo honesto, el trabajo de volverme mejor ser humano.

Comentarios

Entradas populares